3/11/2006

Intentar emborrachar al becario

Hola bigordetes, ayer no sé a qué hora me acosté... creo que casi ni lo recuerdo. Ayer tuve un día de estos en los que dices "coño, esto de pasar etapas de tu vida no es tan malo después de todo". Ayer fue el cumpleaños de mi jefe y cometió el gran error de invitar a todos sus becarios a una borrachera. Digo lo de grave error, ya que dentro los becarios, despuntaba uno con unas gafas un poco raras. La nueva becaria decidió ni ir ya que había quedado, la becaria veterana se tenía que ir a su segundo trabajo ya que abría a eso de las 6 y me quedé solo ante todos. En un ambiente hostil [la casa del queso] y rodeado de 5 personas que me sacan un par de años en la empresa y por tanto... por decirlo de alguna forma tienen una serie de "poderes o privilegios" para la toma de decisiones con las personas de la empresa. Yo allí solo, ante el peligro y viendo caer botellines de mahou. Fue increíble como cambió el tema de la conversación cuando se fue la becaria a trabajar... fue como una liberación para todos, en donde ya se podía hablar de cualquier tema sin ningún tipo de tabú. El momento que uno de ellos decidió contar todas las copichuelas y botellines bebidos y se dio cuenta que el becario de los cojones, ese tío raro, pequeño, feo, con esas gafas que asustan al personal y una camisa horrorosa [no se me avisó el día anterior de que nos íbamos de cumple] despuntaba con una par de copas de más. "Cómo es esto posible, el becario lleva más copas que cualquiera de nosotros... y el muy cabrón se mete los pelotazos. Mira la de culos de cocacola que le queda" Yo allí no sabía dónde meterme. Me miraban todos con cara de "puto borracho, nosotros que queríamos emborracharle para reírnos y la cosa no es fácil". Después de eso, me llevaron a la casa de mi jefe y cantar en una pantalla de 2 metros U2 que sonaba a toda pastilla. Total, que creo que poco a poco me estoy empezando a desenvolver mejor en estos momentos... donde cualquier día la cagaré. Hoy al levantarme, después de que mi madre me haya hecho los chistes pertinentes por decir "no voy a comer" y llegar a las tantas de la madrugada le he dicho. "Joder, porque ayer no tenía ningún negocio que cerrar... hubiera conseguido cerrar lo más grande". Bueno son las 11, y aún sigo borracho escribiendo en un blog, que a saber quién lee. Buenas noches. Actualización: Son las 11:15, estoy con mi guitarrilla, cantando grandes clásicos y soy una de las personas más felices de la tierra