6/28/2006

Esto va de un...

Hola bigordetes. Esto va de un afamado escritor de blog, que un día decidió donar una parte de su más preciado tesoro a la causa. No lo hizo con temor, es más, estaba encantado en poder ayudar a alguien sin pensar las consecuencias. A los pocos días empezó, como todo el mundo hace en su situación, a añorar tesoros perdidos. Siempre pasa igual se dice sin cesar "nca aprecio las cosas hasta que me las quitan de las manos, nunca soy conciente del verdadero valor de todas mis riquezas, siempre soy un inconsciente". Esperando sin cesar, a volver a recuperar ese tesoro perdido, abordando barcos buscando algo parecido y luchando con viento y marea para recuperar su equilibrio interior. Mientras, no se da cuenta, que aún NO teniendo ese tesoro añorado, sigue siendo afortunado, demasiado... tiene muchos más tesoros muchísimos más importantes, que el que ahora mismo le tiene vuelto del revés. ¿Por qué hay que perder algo, para darle la importancia que se necesita? Este semana me he dado cuenta de mi otro tesoro, sin ordenador [creo que hasta el viernes o el sábado] y sin poder hacer post en blogs rosas, la gente sigue acudiendo a él. Eso si no me están mintiendo las estadísticas. Espero poder volver pronto con mi tesoro perdido.