7/26/2006

La botica de la abuela

Acababa de salir de la ducha, la mujer está de pie delante de su marido totalmente desnuda, quejándose de que sus pechos son muy pequeños. En vez de salir al paso con el típico "no te preocupes cariño", el marido sale con una sugerencia: - Si quieres que tus pechos crezcan, lo único que tienes que hacer es todas las mañanas coger un poco de papel higiénico y frotarlo entre ellos durante unos segundos. Desesperada y con ganas de probar lo que sea, la mujer toma un pequeño trozo de papel y lo empieza a restregar entre los pechos mirándose al espejo. - ¿Cuánto va a tardar en hacer efecto?. Pregunta la mujer. - No te preocupes, irán creciendo a lo largo de los años. La mujer se detiene y mira con desconfianza al marido: - ¿Qué te hace pensar que frotarme un trozo de papel higiénico entre los pechos todos los días hará que crezcan? - Bueno, ha funcionado con el culo, ¿no? El protagonista de la historia sobrevivió, y con terapia intensiva es probable que algún día pueda volver a andar con normalidad.

2 Comments:

Blogger señol javiel said...

te lo acabo de mandar...

es un mail, no un post...

en finx. y van dos en un día

7/26/2006 03:03:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

wena. loco. mañana temprano en la agencia cuento tu chiste.
me reí solo hoy y mañana espero que sean muchos muchos más

www.davidhormazabal.blogspot.com

mis chisten son también muy irónicos, si te tomas
el tiempo suficiente.

8/09/2006 06:49:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home