8/15/2006

15 de agosto en Madrid

Hola bigordetes. Hoy es el día que siempre temen mis amigos. Cada verano que vuelvo de Balerma se me dice lo mismo: - Tío que gordo que estás. ¿Cuánto tiempo has estado allí? ¿Qué es lo que te hacen allí?… cacho cabrón Hoy son las fiestas de Balerma. Si hay un día donde como, bebo y hago el burro, ese día es hoy. Si hay un día dónde un ser humano puede engordar 4 kilos en un día, ese día es hoy. Si hay un día donde una persona puede permanecer borracha durante 14 horas, ese día es hoy. Si hay un día para arrastrarse y ni saber cómo has vuelto a casa, ese día es hoy. Hoy siempre me levanto con un resaca de 15, sin ganas de desayunar y sin saber qué es lo que ha pasado en el mundo. Es un día de fiesta. Desayuno buñuelos trañidos por mi madre y me dirijo a la casa de Digi-Mon, Charli o Javi para irme de cañas y bajar los buñuelos. Un día donde mi madre pierde un hijo… éste se transforma en un ente que sólo va a comer, a dormir y no es capaz de pronunciar palabra coherente ninguna. Hoy toda Balerma se viste de punta en blanco por la noche, para ver pasar la Virgen en su barco por las aguas. Tiran todos los fuegos al cielo que han podido recolectar en un año. Niños flipan y padres aplauden como la cosa más bonita del universo. Los niños, que son siempre los protagonistas, se emborrachan por primera vez en la feria del mediodía. Hay mafias para intentar que no se hagan botellones dentro de la feria del mediodía… pero los niños son más listos. Los niños vomitan y vomitan en las aguas del mar. Los niños conocen lo que será su gran enfermedad durante los próximos años: La resaca. Por las noches el chiringuito se llena y encuentro algún que otro archi-enemigo con ganas de pegarme. El rincón saca las botellas de alcohol y la gente se hinca lo más grande, si eres pillo hasta consigues que algún padre te patrocine, si no da igual es fiesta y la gente nunca hace cuentas de lo que se ha gastado. En fins, es una fiesta que creo que nunca me pierdo. No recuerdo pasar ningún 15 de agosto en otro sitio que no sea Balerma. En Madrid he descubierto las fiestas de la Paloma… que también molan, pero claro no es lo mismo.