8/13/2006

Carta a nadie

Me pones la miel en los labios. Me prometes aventuras galácticas. Me dices que no ponga más excusas. Me haces sentirme vivo otra vez. Me ofreces un choque cultural pop-flamenco. Me ofreces una fiestas en pleno centro de Madrid. ¿Y después? Ni tan siquiera me llamas para decirme dónde quedamos. Ni si quiera dejas un teléfono para poder reunirnos allí. Ni siquiera aseguras que estás allí. Ahora, ¿Quién es el que nunca quiere quedar? ¿Quién es el que tiene que poner excusas? ¿Quién ha dado la vuelta a la tortilla? Bueno, al menos las respectivas de mis acompañantes no se encontraron bien y decidieron irse. Al menos me quité el disfraz de Lumiere. Al menos disfruté de un botellón en el césped con un techo de infinita altura, luz y belleza. Al menos la banda sonora de la noche no era una odiosa canción sobre una “mayonesa” o una “gasolina”. Hoy tendremos un plan parecido… bueno cambiando la salsa por una discoteca móvil y ar Kiko Veneno por Complices. Pero simplemente el volver a repetir el botellón tranquilo, el llegar con unos vasos, hielo, cola y cacique nos atrae. Por una vez que está permitido en Madrid y la temperatura acompaña a ello [si llevas algo de manga larga], nos seduce demasiado. Creo recordar que trabajas y supongo que el lunes madrugas. Soy consciente que sólo DIOS SABE cuándo leerás esto. No hace faltas excusas para hoy, pero creo que me he ganado todo el derecho del mundo a un “te debo una y cuando quieras liquidamos cuentas”. En fins, eso ya es cosa tuya.
Ayer me criticaron mi forma de llevar el blog. Formas de expresión, faltas de ortografía que sigo cometiendo, utilización de la demagogia o cartas a personas inexistentes como la de hoy... eran alguno de los ejemplos. La gente quiere enlaces, noticias curiosas e historias irónicas. Lo que fue, este nuestro blog, en su nacimiento. Yo quiero las dos cosas a la vez, pero por desgracia últimamente no tengo historias divertidas para contar y en agosto no me llegan muchas noticias que dar. Intentaré recuperar ese espíritu:
¿Habéis visto?... lo vuelve a utilizar. Tuvo que tener la idea del spray el hijo de un señor muy importante. No es normal que en la película y en la serie saque el mismo gachet. ¿El tiburón será el mismo?