9/10/2006

Esta es la historia de...

Esta es gran historia del pequeño Jim y sus colegas: el Rulas, el Pirulas y Shack. Esta es la historia en donde la aventura envuelve a Jim sin previo aviso. Jim, joven formido y talentoso estudiante, encuentra un mapa del tesoro de incuestionable valor para él. Su cabeza no le deja dormir, soñando con lo poderoso y famoso que le haría ese gran tesoro. Intenta de alguna forma resolver las pistas que le puedan ayudar a conseguir tan apreciado sueño. Pruebas físicas y de inteligencia que ningún hombre solo puede pasar. Jim pronto encuentra la prueba de las pruebas , una prueba encima de todas que pronto llega a acertar. La prueba del compañerismo y la generosidad, el compartir con sus seres queridos su maravilloso descubrimiento, para que ellos le ayuden casi a partes iguales. Jim, como no podía ser de otra forma, cuenta con su mano derecha e izquierda: el Rulas y el pirulas. Pero como en todas las grandes historias, siempre hay uno que se apunta sin ser invitado. Shack persona arisca, desconfiada, y por qué no decirlo, un poco guarra escuchó toda la explicación de Jim a su mano derecha e izquierda. Con sorpresa para él dio un salto y sin querer cogió las fuerzas necesarias para un ordago que Jim y sus 2 manos [la izquierda y la derecha] no podían rechazar. Aventureros los 4 y ejecutando los planes, como si de un reloj suizo se tratase, se encaminaron a la gran excursión de su vida. Llegaron sanos y salvos al templo maldito y capturaron con su mirada el pequeño triunfo, de tener casi en sus manos, su tesoro soñado. Jim dirigía, y el Rulas y el Pirulas, seguían con gran eficacia las directrices marcadas. Caso a parte es el de Shack, él quería ayudar pero cuando mejor creía estar haciéndolo, se lleva una hostia del Jim y un "deja a los profesionales y vigila si viene alguien". Shack un poco entristecido por lo que acababa de pasar, le llovió una parte del botín a sus brazos. Como no podía ser de otra forma, en una persona de tales características como las de Shack, las piernas sin previo aviso empezaron a correr cual correcaminos en celo. Shack cayó ante una de las trampas que Jim sabiamente, supo esquivar con gran maestría. Jim y sus dos manos [la derecha y la izquierda] seguían forcejeando para conseguir su preciado tesoro. Jim con una chispa no normal en él, con un último gran esfuerzo, agarró su preciado tesoro. Shack había hecho saltar todas las trampas, por tanto el tiempo premiada y Jim y sus 2 manos [la dercha y la izquierda] salieron por patas del templo maldito. Soñando en cómo iban a pasárselo con ese gran tesoro. Ésta es una historia ficticia, como todo... la realidad es mucho peor. Imaginaos una campaña de marketing de una serie de televisión, donde ponen una bolsa gigante de pseudo-maría colgada en un cartel publicitario:
Si os interesa más sobre esta gran historia, tenéis mucha más información en vayatele,

1 Comments:

Blogger Sara said...

Uhmmm, imagínate por un momento que el contenido de la bolsita fuera real... que GRAN sandwich. Tendré que ir bajándome la serie.

9/10/2006 02:48:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home