8/30/2006

el descubrimiento del siglo

LO HE DESCUBIERTO!!!! sí señor, ahora puedo disolver el cola cao en la leche fría. lo que da de sí un tipo aburrido con ciertos conocimientos de química orgánica, eh? pues a ver, el truco es el siguiente. se busca un vaso y se llena una quinta parte de su volumen con leche fría. se añade el colacao que se quiera (no me seais burros y no echeis más de dos buenas cucharadas bien despachás, que si no no lo disuelve nadie). el siguiente paso es agitar enérgicamente con una cucharilla u objeto al uso. debe hacerse con brío, que se forme un vórtice considerable. un vórtice es el circulito ese que se forma en los remolinos del agua y que está a más bajo nivel que el agua de alrededor; aquello por lo que bart se puso a ver si iba en un sentido o en otro dependiendo del hemisferio en el que nos encontremos y al final creó un conflicto interacional usa-australia... además, hay que tener en cuenta que le proceso se facilita si inclinamos la cuchara y no está perpendicular a la superficie donde apoyamos el vaso. hay que agitar así durante unos 10-15 segundos. a continuación cogeis el tetrabrick de leche, le haceis una abertura pequeña (no minúsucla, mayor que le pitorro chico de un botijo o piché, como se dice aquí en valverde) y por la parte contraria clavais un cuchillo y lo girais para hacerun agujero y que salga el aire y así la presión se ajusta y no sale la leche a borbotones sino que lo hace uniformemente. ahora verted la leche de forma continua, sin interrupciones de ningún tipo, hasta llenar el vaso donde queramos de cantidad sin dejar, bajo ningún concepto, de agitar la cucharilla. ea, po yastá. en menos de medio minuto tenemos colacao disuelto en leche fría. por cierto, se puede seguir investigando el tema y he visto que, dependiendo de la velocidad de giro y de la inclinación de la cucharilla, así como de la velocidad de llenado de leche, podemos sacar más o menos espuma. joé, vaya cosa, no?

1 Comments:

Blogger CptSpiff said...

¡Joder! Más de 2 semanas sobreviviendo solo en casa. Congelador y frigorífico con un perfume a gusano muerto [vomitado a su vez por un perro muerto], sin pan bimbo ni del otro y con 2 mantecados "made in" Guarromán. Y ahora, que están "mis cocineros oficiales", me enseñas la exquisita y hosca receta, de un buen colacao: el desayuno de los campeones.

¡Rediósss! Mi elaboración y experimentación, mis 2 semanas de esfuerzo en mi dieta, casi premio Nobel de medicina por su milagrosa combinación de grasas y toxinas. Hubiera triunfado si el colacao estuviera presente.

Lástima Javi, llegamos tarde, como siempre.

8/30/2006 10:40:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home