9/26/2006

hempezado a trabajar

po eso, que he empezado a trabajar. no me ha apasionado mucho porque hay más burocracia y papeleo y repasar los datos de lo que yo me esperaba, pero cada uno lleva su farmacai como cree más conveniente, no? así bueno, voya aprender, a ver una nueva forma de trabajar y que salga lo que tenga que salir. lo malo es que camino de mi casa hay 7 bares con buena pinta. y eso sin desviarme. es como el camino del infierno para volver, ya que hace calor, apetece cerveza fresquita... lo típico, no? como ejemplo, la cena de hoy. he llegado a casa a las 9. estaba muerto por el día de trabajo, ir a firmar el contraro, buscar bata, volver andando,... el caso es que he llegaod y tenía ganas de tumbarme en el salón y hacer un tumbing de 3 horas. pero nada, que estaban unos cuantos reunidos en el salvador tomando cerveza. así que mi cena ha salido por 4 euros: 4 cruzcampos mu bien tirás y más fresquitas que tó. nada sólido... a este paso adelgazo y todo, jejeje. no es como "un buen día" de los planetas... pero ha sido un día diferente al menos.

2 Comments:

Blogger CptSpiff said...

El "un buen día" de los planetas, aunque parezca mentira, es una canción muy triste.

Un tío que aún teniendo el mejor día de su vida, se quiere morir por rollos con mujeres....

No he podido evitarlo:

Me he despertado casi a las diez
y me he quedado en la cama
más de tres cuartos de hora,
y ha merecido la pena.

Ha entrado el sol por la ventana,
y han brillado en el aire
algunas motas de polvo.
He salido a la ventana
y hacía una estupenda mañana.

He bajado al bar para desayunar
y he leído en el Marca
que se ha lesionado el niñato.
Y no me he acordado de ti
hasta pasado un buen rato.

Luego han venido estos por aquí
y nos hemos bajado
a tomarnos unas cañas,
y me he reído con ellos.

He estado durmiendo hasta las seis
y después he leído
unos tebeos de Spiderman,
que casi no recordaba.
Y he salido de la cama

He puesto la tele y había un partido
y Mendieta ha marcado un gol
realmente increíble.
Y me he puesto triste
el momento justo antes de irme.

Había quedado de nuevo a las diez
y he bajado en la moto
hacia los bares de siempre,
donde quedaba contigo,
y no hacía nada de frío.

He estado con Erik hasta las seis
y nos hemos metido
cuatro millones de rayas.
Y no he vuelto a pensar en ti
hasta que he llegado a casa,
y ya no he podido dormir
como siempre me pasa.

9/26/2006 11:04:00 p. m.  
Blogger señol javiel said...

lo sé, es una canción tristísima, pero yo hablaba de mi día y lo comparaba con el día que tuvo jota.

no me digas que no es un buen día. el tío clava las horas, los sitios, lo que hace...

es un buen día. pero él tiene sus neuras y sus cosas y no lo disfruta. pero le día es cojonudo, mirado de lejos... que es lo que yo decía.

9/27/2006 02:09:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home